PESCA









La actividad pesquera es una actividad productiva, generadora de grandes movimientos y dinámicas comerciales y económicas. Esta se basa en la explotación de un recurso natural disponible, presente en un medio marino abierto y compartido entre países y regiones, con comunidades y asentamientos humanos con derechos sobre el acceso a su aprovechamiento. Esto crea un escenario de multiplicidad de intereses, que bien o mal pueden resumirse en la búsqueda de la sostenibilidad natural, social, económica y cultural de la pesca. El reto, es lograr un equilibrio entre estos componentes, principios esenciales para poder hablar de desarrollo sostenible de la actividad pesquera artesanal o de una región (González, 2004).

Debido al fácil acceso, a la abundancia y diversidad de recursos ícticos, la actividad pesquera es un renglón muy importante en los sistemas productivos en la UAC-PNCh. La gran mayoría de pobladores se beneficia de la pesca como fuente de ingreso económico o de alimento propio. Por esto, en el proceso de ordenamiento del recurso se han generado varias acciones estratégicas, tales como la creación de condiciones para realizar una pesca responsable, un monitoreo pesquero , y unas instancias internstitucionales de toma de decisiones en torno al ordenameinto y desarrollo pesquero artesanal.

LA REGIÓN

MONITOREO

Corporación Autónoma Regional para el Desarrollo Sostenible del Chocó CODECHOCÓ
Sede Principal: Carrera 1ª No 22 – 96 Teléfono (057 4) 6709056 - Fax: (057 4) 6711343 - Quibdó - Chocó
Horario de atención al Público: Lunes a Viernes de 08:00 a.m - 12:00 m y de 2:00 p.m.- 6:00 p.m
Línea de Atención al Ciudadano: (057 4) 6711510
Línea Gratuita: 018000963626
Contáctenos: contacto@codechoco.gov.co

PESCA
















La actividad pesquera es una actividad productiva, generadora de grandes movimientos y dinámicas comerciales y económicas. Esta se basa en la explotación de un recurso natural disponible, presente en un medio marino abierto y compartido entre países y regiones, con comunidades y asentamientos humanos con derechos sobre el acceso a su aprovechamiento. Esto crea un escenario de multiplicidad de intereses, que bien o mal pueden resumirse en la búsqueda de la sostenibilidad natural, social, económica y cultural de la pesca. El reto, es lograr un equilibrio entre estos componentes, principios esenciales para poder hablar de desarrollo sostenible de la actividad pesquera artesanal o de una región (González, 2004).

Debido al fácil acceso, a la abundancia y diversidad de recursos ícticos, la actividad pesquera es un renglón muy importante en los sistemas productivos en la UAC-PNCh. La gran mayoría de pobladores se beneficia de la pesca como fuente de ingreso económico o de alimento propio. Por esto, en el proceso de ordenamiento del recurso se han generado varias acciones estratégicas, tales como la creación de condiciones para realizar una pesca responsable, un monitoreo pesquero , y unas instancias internstitucionales de toma de decisiones en torno al ordenameinto y desarrollo pesquero artesanal.

PESCA RESPONSABLE

CRITERIOS DE PESCA
RESPONSABLE

GOBERNANZA

LA REGIÓN

MONITOREO

Corporación Autónoma Regional para el Desarrollo Sostenible del Chocó CODECHOCÓ
Sede Principal: Carrera 1ª No 22 – 96 Teléfono (057 4) 6709056 - Fax: (057 4) 6711343 - Quibdó - Chocó
Horario de atención al Público: Lunes a Viernes de 08:00 a.m - 12:00 m y de 2:00 p.m.- 6:00 p.m
Línea de Atención al Ciudadano: (057 4) 6711510
Línea Gratuita: 018000963626
Contáctenos: contacto@codechoco.gov.co

 

PESCA RESPONSABLE



La pesca artesanal es una de las bases de la alimentación de los habitantes de los municipios de Nuquí, Bahía Solano y Juradó del departamento del Chocó, fuente no solo de ingresos sino de proteína más inmediata que tienen las comunidades. Desafortunadamente, evidente la continua disminución de las capturas a pesar del aumento del esfuerzo y del tiempo de los pescadores. Esto obliga a pensar en la necesidad de ordenar esta actividad para poder hacer un mejor aprovechamiento del recurso pesquero y adoptar técnicas de pesca responsable que generen un valor agregado al producto.

En este sentido, durante el desarrollo de actividades en pro de la conservación, se ha identificado la necesidad de generar alternativas productivas que sean viables y provechosas para las comunidades e individuos que han debido abandonar prácticas, usos y actividades, que por su impacto en el medio ambiente, resultan incompatibles con el ordenamiento marino costero propuesto; así, se ha llegado a plantear el desarrollo de cadenas de valor responsables a partir de actividades productivas existentes en la región.

Las cadenas de pesca artesanal responsable se conciben como estrategias de conservación de los recursos pesqueros y los mares desde dos frentes: la demanda y la oferta. El trabajo con la oferta está orientado a la aplicación de criterios de pesca responsables que disminuyan el impacto por extracción. Por otro lado, el trabajo con la demanda está relacionado con restaurantes, supermercados y distribuidores de pescado como eslabones responsables dentro de la cadena y que reconocen el esfuerzo de los pescadores.


 

CRITERIOS DE PESCA RESPONSABLE



Certeza de la identidad de las especies:

¿Sabías que los peces que conocemos como pargo, cherna, sierra, róbalo y otros más, en realidad agrupan a muchas especies? Los peces, al igual que nosotros, también tienen un nombre y apellido que en muchas ocasiones no conocemos, haciendo que algunas personas se aprovechen y nos engañen, ofreciéndonos algo que no es. Conocer las especies que capturamos o consumimos es un criterio básico para garantizar que en un futuro sigan existiendo.

Estado de amenaza de las especies:

¿Sabías que especies como el Mero guasa, algunos tiburones y las tortugas marinas se encuentran amenazadas? La sobreexplotación pesquera, entre otros factores ha causado que algunas poblaciones de peces se encuentren al borde de la extinción, haciendo que cada vez haya menos peces en el mar. Dejar de consumir las especies que se encuentran amenazadas puede ayudar a su recuperación.


Tallas de madurez sexual de las especies:

La talla de primera madurez es el tamaño en el que el pez ha alcanzado su madurez sexual y se ha reproducido al menos una vez dejando su descendencia en el medio en el que habita. Si todas las especies que consumimos se encuentran por encima de su talla de madurez, estamos garantizando su existencia y conservando las especies.


Artes de pesca:

¿Te has preguntado cómo capturan el pescado que consumes? Los artes de pesca son las herramientas que utilizan los pescadores para capturar todo tipo de recursos, y los hay de tipo artesanal o industrial.

Prefiere los peces capturados con artes de pesca artesanales como la línea de mano y el espinel que son más selectivos con las especies y hacen menos daño a los ecosistemas.

Zonas de captura:

¿Sabías que existen Áreas Marinas Protegidas, Áreas de Manejo Pesquero, Zonas Exclusivas de Pesca Artesanal, entre otros? No en todo el mar se puede pescar. Existen zonas que están protegidas y en donde la pesca se encuentra prohibida o está regulada. Pregunta de dónde viene el producto que compras o consumes.



Vedas:

Las vedas son un espacio de tiempo en que está prohibida la pesca con el objetivo de evitar la captura de algunas especies durante su época de reproducción. Productos en veda o provenientes de una zona de reserva no deben ser comercializados en esas temporadas. ¿Sabes que vedas existen en Colombia?



Trazabilidad del producto:

¿Quisieras conocer “la hoja de vida” del pescado que estás consumiendo? Esto es posible, gracias a un programa de trazabilidad en el que se obtiene toda la información del producto desde su captura hasta que llega al consumidor final.


 

MONITOREO



Ante la necesidad de contar con información confiable sobre la dinámica pesquera artesanal, con el fin de apoyar la toma de decisiones de manera acertada y bien soportada para el manejo de los recursos pesqueros de la costa norte del Pacífico chocoano, se inició en el año 2010 un proceso participativo de monitoreo pesquero en el Golfo de Tribugá, que se extendió en 2011 hacia el norte (Zona Exclusiva de Pesca Artesanal - ZEPA), cubriendo así toda el área de la UAC. Con el apoyo de los Consejos Comunitarios, miembros de 15 comunidades de pescadores (Arusí, Partadó, Termales, Joví, Coquí, Panguí, Nuquí, Tribugá, Jurubirá, El valle, Bahía Solano, Cupica, San Felipe, Cabo Marzo y Juradó), previamente seleccionados y capacitados, realizaron el monitoreo de la pesca, consignando a diario la información sobre la cantidad de faenas, volúmenes desembarcados, artes de pesca empleados, sitios de pesca, especies capturadas, tallas, etc. en cada una de sus comunidades. La información obtenida fue ingresada a una base de datos y procesada por medio del SIPEIN (Sistema de Información Pesquera de Invemar).

Los resultados que arrojaron los cuatro años de monitoreo pesquero han sido insumo y han brindado un sólido soporte técnico para documentar la dinámica pesquera en la ZEPA y alimentar el proceso de diseño y zonificación del DRMI Golfo de Tribugá _ Cabo Corrientes –. A lo largo de los cuatro años, unos 1.500 pescadores desembarcaron en las comunidades de la región algo más de 5.000 toneladas de pescado. A pesar de que se identificadaron 278 especies, la albacora, la merluza, el burique, el pargo rojo, el bravo, el pargo lunarejo, el colinegro y la champeta fueron las más importantes. El arte de pesca más utilizado fue la línea de mano (65% de todas las capturas).


 

GOBERNANZA



Grupo Interinstitucional y Comunitario de Pesca Artesanal del Pacífico Chocoano (GICPA)


El GICPA es un espacio interinstitucional que se conformó en 1998 en torno a la necesidad de aunar esfuerzos entre los diferentes actores interesados y responsables del ordenamiento de la pesca, para garantizar la sostenibilidad del recurso y el mantenimiento de la pesca artesanal, como una actividad productiva rentable. Su visión es regional y está compuesto por tres nodos institucionales: autoridades locales, regionales y nacionales, Ministerio de Ambiente, CODECHOCO, alcaldías municipales, Consejos Comunitarios, Dimar, Incoder, AUNAP; sociedad civil, entre estas, varias ONG´s como Conservación Internacional, WWF, Tierra Digna, MarViva, Fundación Eduardoño; y sector privado, con organizaciones de pescadores y comercializadoras de pescado, Red de Frio, FEDEPESCA, Fishmare, entre otros. Para la operatividad del grupo hay una mesa coordinadora encargada de planear las actividades necesarias para hacer de este un espacio interinstitucional de toma de decisiones. Entre los principales logros de esta instancia de corresponsabilidad en la gestión y toma de decisiones en torno a la pesca, está la creación de la Zona Exclusiva de Pesca Artesanal ZEPA, el monitoreo pesquero durante cuatro años en los municipios de Juradó, Bahía Solano y Nuquí, y el apoyo en la declaratoria del Distrito Regional de Manejo Integrado Golfo de Tribugá-Cabo Corrientes DRMI

Mesa de Pesca de Nuquí


Este grupo es, una subunidad del GIC-PA cuyo objetivo es respetar el interés y voluntad de la institucionalidad de Nuquí en la búsqueda de formas de fortalecer la pesca como un subsector productivo, identificado como prioritario en los planes de ordenamiento y gobierno. Esta mesa la conforman sus proponentes en cabeza de la Alcaldía de Nuquí, el Consejo General los Riscales, CODECHOCO, la Epsagro (empresas que asumieron de alguna manera la asistencia técnica de las Umatas), el Parque Nacional Natural Utría, el presidente del GIC-PA, un delegado de Fedepesca, la comercializadora FishMare y la Fundación MarViva. A partir de un plan de trabajo semestral, realizan las actividades protecradas y se asignan recursos concretos en acciones prioritarias identificadas de manera concertada. La sostenibilidad de la mesa está garantizada en la medida en que sus miembros aporten y apoyen cada una de las acciones identificadas. Un aspecto central de la Mesa es el ordenamiento previsto para el Golfo de Tribugá, desde el sur del Parque Utría hasta Cabo Corrientes. La Alcaldía de Nuquí, al tener jurisdicción sobre esta zona, el Consejo General y CODECHOCO como autoridades territoriales y ambientales, son interlocutores fundamentales en la definición de herramientas de planeación para el manejo pesquero buscado.